Visitantes recientes

sábado, 18 de abril de 2009

EL VIAJE



Esos ojos tuyos,
traspasando las barreras
de su color oscuro,
me muestran en su espejo
y a la deriva, pateras,
surcando las olas
de un embravecido mar
y en ellos veo el reflejo
de una lágrima rodar.

Atrapada
tu mirada en la mía,
doliéndome el brillo,
deslizándose por mi rabia
el sentir de tu destino

Empujada
al letargo del sueño
que veo en tus pupilas.
Arrastrando
el calor de una manta
pegada a tus rodillas.

Tus manos tiemblan
queriéndose cubrir
las doloridas piernas.
¡Qué largo el camino
que recorriste, pequeña!
¡Qué triste viaje!

Eres fuego,
devorándome las entrañas
y caigo en la oscuridad
de tu miedo,
sintiendo
sensaciones extrañas.

Y mientras tú callas,
yo me hundo en las tinieblas
de tu pozo de ilusiones.
Ahogándome
en ese abismo de horrores.

Avergonzándome
al pertenecer a este mundo
donde tú no tienes ¡nada!
y a otros en cambio les sobra
¡frialdad en sus corazones!.
Quisiera abrazarte
Pero mis pies
se detienen
Porque me siento culpable

Dos preguntas me hieren
¿Qué hizo tu país
para evitarte el venir?
¿Qué hace el mío
para no dejarte ir?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bravo!!!!!

Mª Ascensión dijo...

Gracias. Pero me gustaría saber cómo se llama la persona a quien se las doy. Un saludo: Ascen.