Visitantes recientes

jueves, 24 de febrero de 2011

IMAGINACION



Agonizan los suspiros
en mi boca
en la otra
palabras que gritan
se convierten en roca
pisotean
destruyen
y el eco las magnifica
poderoso.

Yo las convierto
gozoso
en un murmullo
huyendo
hacia otros mundos
otros caminos.

Laberintos intrincados
donde me pierdo
y puedo ser
volcán que arde
mar que se agita
fiera o tranquila
en flor o marchita.

Mi cara está mojada
pero no lloro, no,
no son lágrimas
es la lluvia que la acaricia.

Mi alma cabalga
al compás del viento
y a galope tendido
cruza el firmamento.

Y mientras vuelo
como ave en el cielo
por entre mis sueños
oigo desde arriba
apagado y lento
un portazo violento.

Mis ojos se clavan
en el azul del infinito
y se deslizan
entre algodones blancos
de las nubes que pintan
muñecos de nieve.

Mis manos hilvanan
entre hilos invisibles
figuras que me hablan
y a mis oídos llega
su murmullo
convertido en sinfonía.

No sé si es una canción
o la gran imaginación
que compone una melodía
y va forjando el corazón
de un poeta.

SUFRIMIENTO




Se desvanecen los momentos
en la noche callada y triste
que oscurece el dominio
de la mente que respira
en lo más hondo
en la caverna oscura
de la locura y del dolor.

Gastado cuerpo que se consume
envenenada su esencia
rancio ya su perfume
y deformes los rasgos.

Cansado letargo que no acudes
y en tu ausencia
la caída se acelera
en esa escalera de horror.

Apagaron su luz las estrellas
y el viento silbó su huella
entre los restos de la razón
despojando del último vestigio
a un gastado corazón.

viernes, 11 de febrero de 2011

jueves, 10 de febrero de 2011

LA MASCARA DE MI SOLEDAD




En la oscura sombra
alargada,
casi infinita
que sobre mí se cierne

En esa grieta
sombría,
quieta,
oculto mi gran secreto

Este amor profundo,
desmedido y sin fin,
que ahora sepulto

Desgarro mis pensamientos
en hilos invisibles
donde dolor y sufrimiento
ya no son posibles

Las rocas del olvido,
ese tiempo sin sonidos,
indiferente y frío,
yacen ante mí

En la oscura piedra
se dibuja
como por arte de magia,
la máscara de mi soledad

Mi piel se funde
y esa capa dura y prieta
ahora lleva mi cara
que en ella se hunde

Guardián de sueños locos
vigía de un amor que naufraga
así mis ojos ya no te verán

Ya puedo alzar mi mano
en un adiós sin retorno
ni vuelta atrás.