Visitantes recientes

martes, 11 de mayo de 2010

EL ARTISTA



La obra del artista
yace inacabada,
incompleta,
en el lienzo quieta.

Aristas sin pulir,
ángulos torcidos,
arrugados en el papel,
hipotenusas sin describir,
sin líneas,
sin fin.

Muñeca rota,
destrozada,
cabello gris
derramado en el blanco,
ojos de vidrio,
opacos,
marioneta sin hilos
que ya no baila.

Nubes de algodón
deshilachadas
en su manto,
dedos furiosos
en los trazos,
imperiosos,
rabiosos.

Mirada que se retira,
andar pausado,
lento,
boca torcida
en sus gestos.

Inspiración perdida
¡desaliento

miércoles, 5 de mayo de 2010

IMAGINACION



Agonizan los suspiros
en mi boca
en la otra
palabras que gritan
se convierten en roca
pisotean
destruyen
y el eco las magnifica
poderoso.

Yo las convierto
gozoso
en un murmullo
huyendo
hacia otros mundos
otros caminos.

Laberintos intrincados
donde me pierdo
y puedo ser
volcán que arde
mar que se agita
fiera o tranquila
en flor o marchita.

Mi cara está mojada
pero no lloro, no,
no son lágrimas
es la lluvia que la acaricia.

Mi alma cabalga
al compás del viento
y a galope tendido
cruza el firmamento.

Y mientras vuelo
como ave en el cielo
por entre mis sueños
oigo desde arriba
apagado y lento
un portazo violento.

Mis ojos se clavan
en el azul del infinito
y se deslizan
entre algodones blancos
de las nubes que pintan
muñecos de nieve.

Mis manos hilvanan
entre hilos invisibles
figuras que me hablan
y a mis oídos llega
su murmullo
convertido en sinfonía.

No sé si es una canción
o la gran imaginación
que compone una melodía
y va forjando el corazón
de un poeta.