Visitantes recientes

martes, 6 de julio de 2010

RAZON - CORAZON




Existe una realidad
ahí en alguna parte
a la que yo debo encontrar
y enfrentarme.

El eco de tus pisadas
en suelos ya mojados
tus brazos, tus ojos y tus manos
por otros caminos fueron
y ahora llegaron hasta mí.

Un muro se estremece
y tiembla
lágrimas que por él se deslizan
hacia la tierra
donde un lecho mullido de hojas
las acaricia y absorbe.

Pensamientos que se atropellan
y enredan entre sí
en ese lado oscuro de la mente
donde todo se agranda y ¡crece!
y se multiplican por mil
razones que ni existen

Donde los porqués que no obtienen respuesta
se inventan
en la sospecha cruel y cierta
de que tu ternura y pasión
puedan ser una farsa fría y quieta.

El corazón busca una salida
y escapando de esa incertidumbre
con ilusión desmedida se abre
pasión y ansias contenidas
con fuerza salen
golpeando sin tregua a su enemiga
que al fin ¡muere!

Y por eso, yo estoy ahora aquí
decidida, paciente
y buceando en la pupila azul
de ese mar inmenso que son tus ojos
veo una luz, allá a lo lejos
y sin dudarlo un solo instante
¡en ella me sumerjo!

¿RAZON O LOCURA?



El amor pasa
por este corazón dolorido
abriéndolo al éxtasis
de todos los sentidos.

La dulzura de tu recuerdo
me empuja
y mis pasos se encaminan
rápidos
hacia esa .. otra vida
que intuyo existe
llena de sensaciones intensas
plena de belleza.

Mas a veces el tiempo es lento
y son muchos los momentos
en que la impaciencia me devora
y con esa rabia que me domina
se convierten las horas en rutina
monótonas y tristes
y es entonces cuando ese amor me duele.
me estremece
me hiere.

Los deseos de tenerte superan
a la cordura
y la razón entra en la locura
del miedo a perderte
y los demonios llegan
hundiéndome en la amargura
su espada me atraviesa
profundamente.

Nada ni nadie los detiene
traspasa límites
cruza fronteras
territorios prohibidos
rompiendo barreras

Son instantes de desazón
y en ellos yo me pregunto
¿es esto amor
o acaso vivo en una obsesión?

TRISTEZA




Rota la tierra
resquebrajada,
árboles caídos,
maleza
que todo lo atrapa.

Enseres abandonados,
muebles raídos,
apilados en un rincón,
atrapados en el tiempo
de ausencias.

Un todo que el viento
arrastra
junto con las hojas
desprendidas
de un otoño que viene
y sin embargo
nada cambia…

Huellas de pasos,
tímidos,
flor aplastada.
Y un olor que se esparce
de primaveras pasadas,
por todas partes.

Un árbol con dos raíces,
una más corta,
la otra más larga.
Y dos ramas rotas.

Cerrada la verja
y también la puerta.
Cortinas echadas,
deshilachadas.
Una silla vieja.

Una mujer de negro
vestida,
con ojos hundidos,
abatida
y falta de sueño,
viene a recibirme.

Las lágrimas se funden
y queman,
junto con los abrazos.


¡Qué frío siento!
¡Y qué triste es venir aquí
sin ellos y casi sin ti!
¡madre!

sábado, 3 de julio de 2010

ESE DESEO DE SABER ....



Una boca se cierne
y aprisiona
a otra sugerente
deseosa de preguntas
la somete
la hace callar.

Y ese deseo de saber
esa búsqueda de la verdad
se esconde
se entrega
sus quejidos se mueren
ante el sentimiento
que se apodera
de su último aliento.

Y la respuesta se queda
aletargada y dormida
ante los besos que llegan
apasionados y dulces
y que saben que dominan.

El alma se estrella
ante el muro de ternura
se rinde y se abre
dejando en la espera
¡ese mar de dudas!