Visitantes recientes

domingo, 7 de febrero de 2010

HAITI



Vagando
por las calles
aturdidos y temerosos
hundidos
entre trozos
esparcidos
restos y enseres
de cristales rotos
muros y paredes.

La tierra
abrió sus grietas
abrazó los cuerpos
apagados los gritos
las manos quietas
bocas llenas de suspiros
de hombres
mujeres
niños.

Los ojos perdidos
son el centro de atención
se vuelven los rostros
con estupor
asustados
ante ese horror.

Imágenes suspendidas
entre el aire y el cielo
expandidas
en cámaras y pantallas
el corazón arde
y la angustia estalla.

Agazapada la furia
se queman las retinas
al llorar el desconsuelo
para tanto dolor
¡no existe ya el duelo!