Visitantes recientes

miércoles, 16 de diciembre de 2009

POEMA




En este exquisito segundo
de la noche
donde los pensamientos vuelan
ágiles entre los dedos
nada se esconde
al derroche de la imaginación.

Y aunque temerosa la mano tiembla
a veces
su fuerza es poderosa
estremece

Rasgando el papel
puede vestirte
de luces y colores
convertirte en el centro
de ardientes amores
hacerte diestro
o concederte honores.

Torbellino lento
pero implacable
la mente se abre
a la melodía que se escapa
de infinitas palabras
y las absorbe.

Historias miles
se desatan
con la luna de fondo
o un mar de plata
lleno de sirenas que cantan.

Puedes ser un sujeto
cualquiera
convertido en soneto
cuando la mano quiera
estatua de sal o de piedra.

El tiempo ya se quiebra
y se desvanece
ante el alba
que callada aparece

Se coronan los versos
se oyen los latidos
de la rima
abrazándose en el poema.

No hay comentarios: