Visitantes recientes

lunes, 28 de septiembre de 2009

DEJAME VIVIR


Imagen cedida para este poema por Elsa Gillari.

La música llegaba a mis oídos
aún por definir
me acariciaban sus sonidos
y ¡era feliz!

Mi alimento son tus entrañas
y al son de tus latidos
mi corazón al tuyo acompaña.

Entre tú y yo, madre
un delgado hilo que nos une
y a la vez nos separa.

Mis ojos cerrados
no perciben la luz de tu entorno
pero dentro de mí
viven sus colores
en deliciosos tonos.

Pero hoy … ahí afuera
existen ruidos extraños
voces que te hablan con fuerza
pasos que se aceleran.

Y de repente un golpe
que me aleja de tu regazo

Me atrapan unos brazos
que me asfixian
me golpean unas tenazas
que me cortan
y siento como se me escapa
la vida
derramándose dentro de ti

Trato de huir pero me alcanzan
¡es inútil luchar!
estoy aquí, atrapado
ya no hay vuelta atrás.

Ahogándome con tu sangre
me deslizo por ese canal
donde sé que al final
dejaré de existir.

Y en mi último aliento madre
aunque no puedo hablar pienso
¿por qué me mojan tus lágrimas
Si lo quisiste así?

2 comentarios:

Sabanas con mis palabras dijo...

Por razones ajenas a mi voluntad, el blog Palabras sin Sabanas fue censurado, por lo cual les invito cordialmente a que me visiten en Sabanas con mis palabras. La nueva dirección del blog de poesía es :
http://medianochedesnuda.blogspot.com/

Mª Ascensión dijo...

Gracias por avisar. Un abrazo.